Bye Bye Summer (Helado de Cheesecake)


Hola a todos!!

Ayer tuve un día muy productivo en la cocina. Coincidiendo que era el cumpleaños de mi hermana, me puse a preparar la tarta. Opté por una Red Velvet. Pero luego pensé, ¿no se quedara muy corta solo un tarta? Por lo que también preparé un brownie, con chips de chocolate.



Y después de preparar ambas recetas me vi con queso mascarpone, queso crema, frambuesas, galletas digestive.. y claro no me pude resistir a usar estos ingredientes más algún otro para preparar esta rica receta para despedir al verano.

¿Por qué ha tenido que pasar tan rápido? He de reconocer que personal mente prefiero el invierno, cuando llueve y hace frío.

Pero ahora mismo viendo lo bien que se está de vacaciones no tengo ninguna gana de volver a la rutina. Madrugar, colegio, estudiar, deberes, acostarse pronto.... ¡Quiero verano y vacaciones de nuevo! Aunque doy gracias de que aún me quedan 10 días de vacaciones jaja.


Volviendo a la receta. Es un helado diferente, dulce pero no en exceso (ya que la frambuesa le añade un toque ácido muy chulo), y perfecto para tumbarse en el sofá a ver todas las fotos del verano y zamparlo entero.

HELADO DE CHEESECAKE
  • 250ml de leche
  • 250ml de nata para montar
  • 110g de azúcar
  • 125g de mascarpone
  • 125g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 1/2 cucharadita de vainilla en pasta
  • Frambuesas (+ azúcar al gusto)
  • Galletas tipo digestive
En primer lugar colocamos en un cazo la nata junto a la leche y el azúcar. Calentamos hasta que hierva. Retiramos del fuego y añadimos los dos tipos de queso crema. Mezclamos bien. Añadimos la vainilla y colamos la mezcla para evitar cualquier grumo de queso que haya quedado. Colocamos esta mezcla en una jarra y la metemos en el frigorífico un mínimo de 3 horas.

Colocamos las frambuesas en un cazo junto con un poco de azúcar (al gusto) y dejamos un rato hasta que las frambuesas se hayan machacado y ya tenga textura de mermelada. Dejamos enfriar.

Pasado este tiempo colocamos la mezcla en nuestra heladera y dejamos mantecando unos 40 minutos.
Si no tenéis heladera, colocáis la mezcla en un tupper y la metéis en el congelador. Pasada media hora la sacáis y la removéis con un tenedor. Metéis de nuevo el líquido en el congelador. Tendréis que repetir esto durante las 2 primeras horas de congelador.

Una vez que tenemos el helado listo, colocamos una capa sobre un tupper, sobre el añadimos un poco de la mermelada de frambuesas y unas galletas machacadas (pero no en exceso). Colocamos el resto del helado y de nuevo colocamos mermelada y galletas. Reservamos en el congelador hasta el momento de servir.



Espero que os haya gustado esta nueva receta.

Nos vemos pronto con más recetas

¡Un abrazo!


David

Comentarios

Entradas populares